Puedes que nos guste o, muy posiblemente, que no. También cabe la posibilidad de que hubiera gustado en su momento, pero ahora hayamos llegado al hastío y al cansancio. Así son las modas, para unos supone una alegría enorme, para otros, un tostón. También es verdad que hemos llegado a un punto en el cual, los SUV, porque estamos hablando de ellos, están en todas partes y copan todas las portadas.

Como muestra, unos pequeños ejemplos. Marcas como SEAT, que nunca se habían interesado en un mercado como este (impedimentos económicos influyeron en ello) y ahora sólo centra sus esfuerzos en el segmento. El SEAT Ateca es uno de los mayores éxitos de la marca en su historia, en 2017 llegará el SEAT Arona, el SUV sobre la base del Ibiza y en 2018 un SUV de siete plazas.

Alfa Romeo SUV

Peugeot también es una firma que ha caído en las redes del SUV, con tres modelos en activo, seguidos de Renault quienes han sido capaces, incluso, de convertir un icono como el Renault Espace, en un híbrido entre monovolumen y SUV. Marcas como Bentley, Rolls-Royce, Maserati y hasta Lamborghini están o estarán presentes en breves en la batalla del SUV.

Es enfermizo y hasta obsesivo, llegando a destruir o casi, segmentos de mercado que han estado toda la vida vigentes pero ahora ya no resultan rentables. De todas formas, con el auge de los SUV hay ciertos fabricantes que estaban obligados a entrar, si o si, en el segmento como es el caso de Maserati. Si el Levante no funciona comercialmente, la marca se irá al traste como ha hecho Lancia. Algo parecido podemos decir de nuestro protagonista, Alfa Romeo.

V6 2.9 Turbo Alfa Romeo QV

La firma italiana se encuentra en plena batalla para regresar al lugar que un día llegó a ocupar. Se encuentra en plena reestructuración y sufriendo una reinvención completa. Para lograr un lavado de cara definitivo, así como unas cuentas saneadas, necesitaban algo más que un utilitario y un urbano pasados de rosca. Hace falta un producto creíble.

Ahí es donde entra el Alfa Romeo 4C, el Alfa Giulia y si, el SUV. Uno además que ha recibido el nombre de una de las mejores carreteras del mundo para disfrutar al volante: el paso del Stelvio. Es decir, en lugar de llamar Stelvio al roadster deportivo y radical, se lo otorgan al SUV. Explicación tiene, como todo, pero la vamos a obviar que no viene al caso y ha dejar todo esto de lado, que nos liamos y nos alejamos del tema.

Si viene al caso por otra parte, comentar la buena acogida que parece tener el modelo italiano, según informan desde la marca. Una buena noticia pues su principal cometido es ganar y ganar dinero. Pero eso también se ha preparado la respectiva versión Quadrifoglio Verde, la variante más deportiva del modelo que sirvió como presentación en sociedad del primer SUV de Alfa Romeo. Versión por cierto, que llegará al mercado a finales de año.

 Alfa Romeo Stelvio

Es, como cabe esperar, un SUV deportivo. Un concepto de coche que se vende como si fueran churros pero que, analizados detenidamente, no tienen mucho sentido. El concepto SUV y el deportivo son totalmente contrarios aunque los fabricantes exploten la idea como naranjas se exprimen en el bar de la esquina cada mañana. La gente lo quiere, así que los fabricantes se lo dan.

Al igual que el Giulia QV, por si no os acordáis, usará el V6 de 2,9 litros Turbo de 510 CV y 610 Nm que le permitirá un 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. Un duro rival para el Porsche Macan, otro coche que a pesar de su concepto, es alabado por su comportamiento deportivo y no por sus capacidades o practicidad.

Nürburgring

De hecho, el Macan y en general, la propia Porsche, suponen el reto a batir por Alfa Romeo y su Stelvio, cuyo objetivo parece ser Nürburgring. En Italia quieren que el Alfa Romeo Selvio QV sea el SUV más rápido en el trazado alemán y robarle así al Porsche Cayenne Turbo S el título que ostenta desde 2015.

Alfa Romeo debe batir un tiempo de 7’59.74 minutos y para ello contará una vez más con Fabio Francia, el piloto probador de la marca. Un tipo muy particular, capaz de marcar con Alfa Giulia QV un tiempo de 7,32 minutos yendo en vaqueros y camiseta. El tío es un crack…

Nurburgring Nordchleife

Por ahora no sabemos cuándo se pondrán manos a la obra para que el Stelvio asalte el Ring y se lleve el récord más inservible de cuantos hay. Es posible que incluso ya lo hayan intentado, aunque como dicen en la red, es posible que esperen un poco, hasta finales de verano posiblemente, para que las condiciones climáticas sean algo más estables.

La fiebre SUV llega al Ring, pues después del Alfa Stelvio, si todo sale como se debe, no dudéis que llegarán más intentos ‘oficiales’…

FUENTE

No hay comentarios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.