Hace unos meses, Alfa Romeo presentó su esperadísimo Giulia, sucesor del mítico 159 y que ha generado un importante revuelo en el segmento de las berlinas deportivas. Entre las diversas alternativas mecánicas que ofrece su gama, hay una cuya conducción permite esbozar una sonrisa de enormes dimensiones.

Hablamos del Giulia Quadrifoglio, con un brutal motor 2.9 V6 biturbo de gasolina con nada menos que 510 CV de potencia y un par máximo de 600 Nm entre 2.500 y 5.000 rpm. Puede pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,9 segundos gracias a una feroz aceleración y su velocidad punta es de 305 km/h.

Para comprobar “casi” en primera persona lo que significa poner al límite la radical versión del modelo italiano solo tienes que ver este vídeo, grabado en una autopista alemana sin limitación de velocidad.

FUENTE

No hay comentarios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.